Los beneficios de los polifenoles para la salud

Los polifenoles son la fuente más abundante de antioxidantes en la dieta humana; sin embargo, sus efectos son todavía muy desconocidos debido a la falta de investigación.

Se cree que ingerimos hasta un gramo de polifenoles al día, lo que supone unas 10 veces la cantidad de vitamina C y 100 veces la cantidad de vitamina E que consumimos.

Dado que constituyen una gran parte de nuestros antioxidantes dietéticos, es difícil creer que se sepa tan poco sobre ellos.

polifenoles en alimentos

¿Dónde podemos encontrar los Polifenoles?

Los polifenoles se encuentran en muchas plantas y bebidas de origen vegetal, como las bayas, las peras, las uvas, el vino tinto, las manzanas, las aceitunas, las legumbres, los zumos, los tés, el café, el cacao y el chocolate. También se encuentran en hierbas y especias, como los pimientos, la cúrcuma, el romero, el tomillo, la salvia, el perejil y la menta.

Al igual que otros tipos de antioxidantes, los polifenoles protegen al organismo del estrés oxidativo causado por los radicales libres.

donde encontrar los polifenoles

Además, al igual que sus otros homólogos antioxidantes, los polifenoles están compuestos por diversas estructuras químicas y desempeñan diferentes funciones en el organismo, por lo que es importante incluir una variedad de fuentes de polifenoles en una dieta saludable.

Hasta los años 90 no se mencionaron los polifenoles en la literatura nutricional. Antes de la década de 1990, los estudios sobre los antioxidantes se centraban generalmente en las vitaminas y los minerales. Su descubrimiento tardío se debió en parte a la complejidad y variación de sus estructuras químicas.

Tipos de polifenoles

Hay cuatro grupos de polifenoles: ácido fenólico, flavonoides, lignanos y estilbenos.

alimentos lignanos

Ácido fenólico

El ácido fenólico se presenta en dos formas conocidas: el ácido benzoico y los derivados del ácido cinámico. Los derivados del ácido benzoico, o ácidos hidroxibenzoicos, están relativamente ausentes de la dieta humana en comparación con los ácidos hidroxicinámicos. Estos ácidos hidroxibenzoicos se encuentran en algunos frutos rojos, el rábano negro y las cebollas.

Los ácidos hidroxicinámicos se encuentran en altas concentraciones en el café, los arándanos y los kiwis. Desempeñan un papel importante en la eliminación de los radicales libres y, por tanto, son conocidos por sus propiedades anticancerígenas.

Ambos tipos de ácido fenólico se han estudiado también por sus propiedades antimicrobianas, que son beneficiosas en la lucha contra las bacterias que atacan al sistema inmunitario sano o debilitado.

alimentos flavonoides sanos

Tipos de flavonoides

Los flavonoides se dividen en tres clases: Flavonas, Isoflavonoides y Neoflavonoides. Todas las clases de flavonoides están formadas por compuestos que contienen cetonas. Estos compuestos son los tipos de polifenoles más comunes en la dieta humana.

Los flavonoides se encuentran en cantidades significativas en los cítricos, las bayas, el chocolate negro (chocolate con un contenido de cacao del 70% o más), el vino tinto y los tés. Los flavonoides pueden considerarse los polifenoles más importantes de la dieta humana porque son los más ubicuos y, por tanto, se han estudiado más intensamente que otros antioxidantes polifenólicos.

comer polifenoles bueno para la salud

Según estudios in vitro (de laboratorio), los flavonoides pueden tener una actividad antioxidante incluso mayor que las bien documentadas vitaminas C y E. Se cree que tienen muchas propiedades medicinales, por lo que pueden ser eficaces contra enfermedades existentes, como varios tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Según los resultados preliminares de un estudio de la UCLA, los fumadores que consumen una variedad de flavonoides en su dieta tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón. El abanico de beneficios de los flavonoides, al igual que el de otros polifenoles, está aún muy poco documentado, pero según lo que ya se sabe, son componentes importantes de una dieta saludable.

alimentos con polifeno

Lignanos

Los lignanos, otro grupo de polifenoles, se encuentran en las plantas en forma de fitoestrógenos. Son compuestos químicos similares a los estrógenos que tienen propiedades antioxidantes. Son más abundantes en las semillas y los granos, como las semillas de sésamo, las de lino, el salvado de trigo y la soja. Los lignanos tienen siete subcategorías documentadas: Pinoresinol, Sesamina, Siringaresinol, Lariciresinol, Secoisolariciresinol, Matairesinol e Hidroximatairesinol.

Las semillas de sésamo son ricas en lignanos.

Los lignanos se están estudiando actualmente por sus ricas propiedades antioxidantes. Se sabe que son grandes eliminadores de radicales libres, pueden unirse a los receptores de estrógeno y desempeñan un papel importante en la restauración del tejido mamario sano y en la lucha contra el cáncer de mama. El efecto de los lignanos en los cánceres de próstata y de colon puede ser similar al de las células del cáncer de mama.

Flavonoides y polifenoles cancer

Estilbenos

Los estilbenos están presentes en cantidades tan pequeñas en la dieta humana que a veces no se mencionan como fenoles antioxidantes del mismo modo que los ácidos fenólicos, los flavonoides y los lignanos.

El consumo humano de estilbeno se encuentra generalmente en el vino tinto y, aunque en pequeñas cantidades, puede tener efectos importantes sobre la longevidad y la salud del cerebro. El resveratrol, un estilbeno presente en el vino tinto, ha demostrado tener efectos anticancerígenos, hipoglucemiantes y antiinflamatorios en ratones y ratas.

donde encontrar los polifenoles

Otro estudio ha demostrado que el resveratrol aumenta la actividad de la hemo-oxigenasa de las células, lo que puede conducir a la resistencia a una serie de enfermedades neurológicas como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y la apoplejía. Estos estudios están en curso y aún no son concluyentes.

Los polifenoles, en todas sus formas, son importantes para la salud cardiovascular, la longevidad general de las células y posiblemente la salud neurológica. Están a la vanguardia de una nueva y excitante ola de bioquímica nutricional, y el conocimiento de sus beneficios para la salud seguramente se extenderá en los próximos años.

julia guerra lopez

Diplomada en Nutrición y Dietética por la Universidad de Barcelona. Licenciada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Vic. Postgrado en Educador en Diabetes. Master en Nutrición Ortomolecular. Postgrado en Marketing Farmacéutico.

He creado esta Web para que sepas lo que comes y lo que no deberías comer.

Recuerda que eres lo que comes.

¡¡ Si te ha Interesado Compártelo !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba